TU SHERPA

Aunque lo realmente importante sea el colectivo que hay detrás de la práctica del Mindfulzen, se me ha pedido que, como un “sherpa” más, “de la cara”: cuente quien soy, y cómo he llegado hasta aquí.

Pues bien, intentaré haceros un resumen.

Sólo hace unos quince años que me inicié en la meditación zen, pero desde entonces no he dejado de practicar y de leer libros sobre el tema (aunque hay quien dice que la lectura “resta”, yo no he podido evitar el devorar más de un centenar de libros escritos tanto por maestros orientales como occidentales. Será pues que también forma parte del Dharma)

Estos años, me han servido para descubrir que teorías como el Mindfulness o el ACT (Acceptance and Commitment Therapy) pueden suponer una excelente antesala de iniciación a la meditación y a una vida más plena para la mente occidental. Es por ello que, a fin de ordenar mis propias ideas escribí el libro “Mindfulzen. La sonrisa del zen.” y que luego parece haber resultado de cierto interés como puente entre el Mindfulness y el zen para quienes desean una primera plataforma práctica y asequible (de hecho ha llegado a ser número uno de ventas en Amazon en el apartado Budismo)

Todo ello siempre ha ido en paralelo a mi trabajo empresarial como consultor y formador, lo que ha propiciado que haya querido dotar de método a lo que, de hecho, es un cambio de mentalidad: de actitudes y creencias. De ahí también los cursos de Mindfulzen Business para transformar la empresa en un entorno emocionalmente más saludable (sin dejar de ser cada día más rentable) o los talleres vivenciales abiertos a todos, y compuestos por paseos y charlas zen…

En fin, espero que con esto te hayas podido hacer una idea de por dónde voy. La pregunta ahora es ¿Te vienes?

Namasté.

Manuel Villa Riera

ComparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn